El sindicato

¿Por qué un sindicato?

Quienes vivimos de alquiler en Málaga sabemos que no tenemos garantizado el acceso a una vivienda digna y estable: subidas descontroladas del precio, finalizaciones de contrato injustificadas, expulsiones de nuestros barrios…

Consideramos fundamental que las inquilinas y los inquilinos nos organicemos para hacer frente a la crisis de la vivienda y consigamos revertir esta situación. Desde hace décadas existen sindicatos de inquilinas por toda Europa, por ejemplo en Italia y Alemania, y a lo largo de su historia estos han cosechado muchas victorias para las vecinas gracias al apoyo mutuo, la solidaridad y la movilización social. Sabemos a ciencia cierta que visibilizando el problema, enfrentándonos a los especuladores y presionando a las instituciones públicas, podemos conseguir que el acceso a la vivienda sea, de verdad, un derecho garantizado.

¿Qué pasa con el alquiler?

El alquiler en Málaga y en todo el estado vive una situación de urgencia. La escasez de viviendas disponibles, la subida inasumible y acelerada de precios, la venta de bloques a grandes fondos de inversión y el uso de las viviendas con fines turísticos aboca a las vecinas y vecinos a una situación insostenible. Por expresarlo con algunas cifras, en España el parque de vivienda social representa menos del 2% y hay 3.500.000 de viviendas vacías. En Málaga, en los últimos años el precio de la vivienda ha crecido más del 17% y hay más de 11.000 viviendas vacías; además, apenas contamos con vivienda pública propia. Actualmente se producen  desahucios a diario, de los cuales una gran cantidad son producto de la especulación con los alquileres. Esta situación la ha provocado una legislación que deja totalmente desprotegidas a las inquilinas y los inquilinos, y solo beneficia a grandes propietarios.

¿Qué queremos? ¿Qué proponemos?

Queremos que el alquiler sea una opción de acceso a la vivienda asequible y estable. Por eso es necesario regular los precios, paralizar los desahucios y aumentar el parque de vivienda público.

En el sindicato hemos elaborado un decálogo de medidas básicas para poner fin a esta situación de manera definitiva. Si quieres consultarlas, puedes verlas aquí.

¿Qué hacemos?

Los cambios que proponemos solo los vamos a conseguir unidas y organizadas. Por eso, en el sindicato tenemos varias campañas y formas trabajar juntas.

Asambleas de Inquilinas #NosQuedamos
Es importante que las inquilinas y los inquilinos seamos conscientes del potencial que tiene que nos unamos para buscar, en colectivo, la manera de solucionar nuestras situaciones particulares: ¡no estás sola! Las inquilinas nos encontramos cada quince días en la Asamblea de Inquilinas, donde compartimos nuestros problemas y los solucionamos entre todas.

Además, si tu casero te quiere echar de casa, nosotras sabemos cómo hacerle frente: para ello hemos preparado las campañas Nos Quedamos.

Formación

Conocer la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y entender nuestros contratos de alquiler es una necesidad fundamental para cualquier inquilina/o. Desde el sindicato organizamos con frecuencia talleres en los que compartimos el conocimiento que hemos ido adquiriendo en relación a la LAU, que es la ley que rige todos los alquileres, y las posibilidades de hacerle frente cuando nos deja desprotegidas. También estamos elaborando manuales para facilitar que cualquier inquilina o inquilino pueda resolver sus dudas más básicas y frecuentes. Si quieres enterarte de los próximos talleres que tenemos preparados, síguenos en nuestras redes sociales o échale un vistazo a nuestro calendario.

Organización

Para ser más fuertes, las inquilinas tenemos que estar organizadas. Por eso, nos gustaría que te sumases al sindicato y colabores con nuestra lucha. Además, os animamos a participar en nuestras asambleas y en los grupos de trabajo. Y si quieres enterarte de lo que estamos haciendo, puedes buscarnos en las redes sociales o unirte a nuestros grupos de Telegram o WhatsApp.